50. Ordenando números reales con Real line

Descripción de la experiencia

He probado hasta tres versiones diferentes del juego comercial «Timeline» y me atrapó su simplicidad de reglas y de sus mecánicas. Al ver ordenados los acontecimientos no pude evitar pensar en el orden que hay en el conjunto de números reales y pensé en una adaptación directa, sin muchas modificaciones, pero relacionada con los números y algunas operaciones. En el Timeline original el jugador tiene tiempo de pensar dónde poner sus cartas mientras el turno lo tienen otros jugadores; y tampoco es necesario conocer exactamente la fecha porque, habitualmente, hay un cierto intervalo de tiempo donde puedes añadir tu carta. Con esta idea, Real Line tampoco nos obliga a conocer exactamente el resultado de algunas operaciones, pero sí hacer una estimación que, según como vaya la partida, tiene que ser más o menos precisa.

Para que no resulte un juego demasiado sencillo para los alumnos de cursos superiores o demasiado complicado para los más pequeños, he separado las cartas en tres grupos (el color del margen de las cartas los diferencia), de forma que los más pequeños pueden jugar con una parte de las cartas correspondiente al color azul, los alumnos a partir de 1º de ESO y hasta 3º añadiríamos las cartas de color verde y para los alumnos de 4º o Bachillerato se añadirían también las cartas con el marco de color dorado. La diferencia entre unas y otras es, simplemente, el tipo de operaciones o de conocimientos que se necesitan para adivinar el valor decimal del número de la carta.

Objetivos conseguidos
El juego pretende básicamente, practicar el cálculo mental y la estimación de algunas operaciones (como raíces cuadradas no exactas o valores de funciones trigonométricas de alguno ángulos), pero después de llevarlo al aula vi que es muy importante también la capacidad de concentración. Tiene cierta estrategia también el juego, como el original, porque en las primeras rondas los intervalos dónde poner las cartas son más amplios, de manera que es más sencillo dejar algunas cartas más complicadas. Conforme avanza el juego y hay más cartas sobre la mesa, estos intervalos son más pequeños y es necesario aproximar más el resultado de nuestras cartas.
Consejos y/o recomendaciones

Aunque es un juego donde se trabaja, básicamente, el cálculo mental, su aplicación en el aula fue satisfactoria y divertida.

Habrá también una parte importante de azar, porque hay la posibilidad que a un jugador concreto no le salga ninguna carta dorada, de manera que será mucho más sencillo que las pueda poner sin error. Se puede hacer una corrección de las normas para tratar de evitar esta situación y se pueden repartir el mismo número de cartas de cada color por jugador.

Asignatura

Matemáticas.

Juegos utilizados
Más información
Información del perfil
Contactar
Aceptas nuestros Terminos y Condiciones
image

Facebook

Facebook Pagelike Widget

Twitter