246. Separamos colores para crear a nuestras orugas

Descripción de la experiencia

A raíz de estar trabajando los colores más básicos con los de 3 años, decidí probar de introducir el juego La oruga de colores con el objetivo de alcanzarlos de una forma lúdica.

Aproveché la última parte del día de carácter más lúdico para ponerme en una mesa e ir llamando a alumnos de cuatro en cuatro para jugar una partica con cada grupo.
Al explicar la forma de jugar aclaré que era necesario nombrar en voz alta el color que ha salido en el dado. Además, cada cierto tiempo pedía cuántas partes tenía acumuladas cada alumno en su oruga, incitándoles a verbalizarlos también con la ayuda de todos los jugadores si era necesario.
En el momento que todos los alumnos habían jugado les ofrecí la posibilidad de jugar a la variante memorística, donde las piezas están giradas para esconder su color.
Objetivos conseguidos
  • Esperar y respetar pautas de juego.
  • Reconocer colores y nombrarlos oralmente.
  • Contar elementos (por ejemplo cantidad de partes que hemos añadido a la oruga).
  • Tolerar la frustración (cuando no podemos coger pieza porque nos ha tocado un color que ya tenemos).
Juegos utilizados
Más información
Información del perfil
Contactar
Aceptas nuestros Terminos y Condiciones