179. Recorriendo el románico por la abadía

Descripción de la experiencia

Este juego lo he utilizado para trabajar el románico. Es una especie de Cluedo, donde hay que adivinar al asesino. Para hacerlo cada jugador tiene cartas de personaje sospechoso y una hoja donde tachar esos que ya tiene o ha eliminado por lógica. Aquel que le reste finalmente será el asesino. A lo largo del juego irá ganando cartas de sospechoso, intercambiándolas con otros jugadores e incluso compartiendo información con ellos.

En el aula lo utilizo como parte de un trabajo global y uso el tablero de juego, que es una abadía, donde hay diferentes lugares en él, para trabajar sobre un tema en concreto:

  1. Capilla (Ecclesia) : aquí han de estudiar el arte en la pintura romànica, con la excusa de que están en la Iglesia.
  2. Confesionario (Confessorium): aquí se habla sobre la arquitectura de la Iglesia, las cubiertas, los arcos…
  3. Cripta (Crypta): hablamos sobre osarios y reliquias.
  4. Patio (Aula): la forma y las partes de una iglesia.
  5. Claustro (Claustrum): capiteles, sus dibujos y formas.
  6. Locutorio (Parlatorium): cómo surge y se extiende el arte románico.
  7. Celdas (Cellula): aquí pueden robar cartas de sospechosos a otros jugadores si contestan preguntas de a,b,c que el otro grupo les plantee sobre el tema.
  8. Scriptorium: han de crear letras y miniaturas románicas de los textos.

En el juego ganas cartas cuando vas a diferentes lugares, cuando pasa un nuevo día, o robándolas de los otros jugadores, en esta adaptación ganan cartas cuando acaban una actividad. Los alumnos se mueven por el tablero tal como indica el juego, uno o dos espacios. Donde finalizan realizan la actividad y cuando ésta se haya finalizado y el profesor le haya dado el visto bueno pueden seguir avanzando por el tablero y reciben cartas como premio.

Al final el juego es una excusa, pero aún así los alumnos quieren descubrir al asesino antes que sus compañeros y hace que estén más motivados trabajando.

En el juego cada nueva ronda los jugadores se dan cartas al jugador de al lado, cuando más avanza el juego más cartas se dan. En clase lo hago por sesiones, cada nueva sesión los grupos de alumnos han de pasar las cartas a otro grupo y recibirlas también.

Objetivos conseguidos
  • Trabajar en equipo y motivados.
  • Utilizar el juego como vehículo para descubrir un tema relacionado.
  • Aprender el románico de una forma diferente.
Consejos y/o recomendaciones

Es importante controlar las cartas que se dan a cada jugador, es por eso que, como las cartas cada día las tienen grupos diferentes recomiendo hacer un excel donde los grupos cantan al final de cada sesión qué cartas tienen en su poder.

Juegos utilizados
Más información
Información del perfil
Contactar
Aceptas nuestros Terminos y Condiciones
image

Facebook

Facebook Pagelike Widget

Twitter